jueves, 1 de agosto de 2013

Así no se acabará con el desempleo

Después de conocer la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de este año, el ministro de Economía Luis de Guindos, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez recalcaron que se creaba empleo incluso al descontar de la estadística la estacionalidad correspondiente a la temporada turística y a las campañas agrícolas de verano. Este optimismo es refutado por el propio Instituto Nacional de Estadística (INE) que es el que elabora la EPA asegurando que el resultado de limpiar los datos cribando la estacionalidad es de una caída del empleo del 0,29 %. Los datos del gobierno se diferencian en cuatro décimas y se deben, según el ministerio de Economía a que la metodología para “desestacionalizar” de su departamento y del INE son distintas. La euforia del gobierno está basada en una interpretación de los datos interesada y en unas conclusiones sustentadas en una base bastante endeble. La realidad es que este gobierno no consigue doblegar ese gran problema que tiene nuestro país que es el paro. La explicación de su fracaso es muy sencilla.