sábado, 1 de junio de 2013

España, país intervenido


En esta vergonzosa trayectoria de sometimiento soberano en el que incurre una y otra vez nuestro gobierno ante las directrices de Bruselas encaminadas a conservar los privilegios de los causantes de la crisis económica, es decir, de los especuladores financieros, ahora hay que incluir la concesión de una prórroga de dos años para alcanzar el objetivo de déficit. A cambio, mamá Europa nos ha puesto deberes a sabiendas de que éstos no arreglarán el desaguisado sino que lo empeorarán, pero con la esperanza de que el leve respiro del nuevo plazo evite el estallido social.

Mariano Rajoy y Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios

La comisión europea nos “recomienda” que aceleremos la implantación del factor de sostenibilidad mediante el cual se recalcularán las cuantías de las pensiones y la edad de jubilación en función de la esperanza de vida. La tesis que sostienen, que parecen compartir a pies juntillas nuestros gobernantes es que el sistema de pensiones es insostenible tal y como está montado. Tienen razón, ya que tal y como está montado el tinglado hasta ahora, los que venden planes de pensiones privados no se pueden forrar. Si con estas medidas se convence a la gente de que es necesario completar o sustituir su pensión pública por una privada el objetivo será alcanzado. Otra parcela de negocio “pa la saca”.

También quieren que racionalicemos el gasto sanitario y el gasto público. Como si estos que nos gobiernan no lo estuvieran haciendo ya. Más de lo mismo: forzar a la gente a moverse al sector privado. Si recortamos de lo esencial, no nos quedará más remedio que contratar seguros de enfermedad privados, ir a colegios y universidades privados y pagar por lo que antes no pagábamos, por supuesto en beneficio de la empresa privada. La tarta del bienestar social troceada y vendida al mejor postor. Así se consigue que paguemos dos veces: lo que ya pagábamos y que seguiremos pagando vía impuestos (la CE recomienda además la subida del IVA) y por lo que nos han quitado vía recortes en beneficio del negocio de unos pocos poderosos.

Y lo de la reforma laboral es de traca. Resulta que los pelotas de De Guindos y Rajoy la presentaron en Europa como extremadamente violenta para quedar como los más ultra liberales y antiproletarios del mundo mundial, recibieron la aquiescencia de la comisión, y ahora ésta dice que la revisen en julio porque algo no va bien si tenemos más de 6 millones de parados, más de la mitad de los jóvenes desempleados y unos índices de pobreza cada vez más alarmantes. A estos de Europa les importamos un pimiento y nuestro patético gobierno les sigue a todas partes con lisonjas y sirviéndoles en bandeja un país entero para que hagan con él lo que les plazca atendiendo a sus egoístas intereses y a los de sus amos.

Y para terminar, los cínicos de la CE, después de habernos presionado para que recortáramos en los presupuestos de educación en particular y del gasto público en general tienen la desfachatez de pedirnos que tomemos medidas para evitar el alarmante fracaso escolar y la mejora del sistema público de empleo. A ellos sí que los mandaba yo al paro.

En Europa y en España estamos gobernados por marionetas con estómagos agradecidos del poder financiero que después de arruinar el mundo pretende quedarse con el negocio de los servicios públicos de los países y que los ciudadanos de a pie paguemos los platos rotos.

El remate es esa pantomima del pacto PP-PSOE fingiendo ser un único bloque de cara a Bruselas en un ridículo intento de conseguir el favor de unos señores a los que les importamos un bledo y sólo nos tienen en consideración por la ingente cantidad de euros que les debemos.

Creo que ya es hora de que les mandemos a la m…


Hoy son las movilizaciones de "Pueblos unidos contra la troika"