miércoles, 21 de marzo de 2012

Romney vs Obama ¿decidirán las mujeres?


El candidato republicano más progresista, Mitt Romney, ha ganado las elecciones primarias que el Partido Republicano de Estados Unidos ha celebrado en el estado de Illinois. El tanteo va como sigue: Romney, 18 victorias; le sigue el candidato más católico, fan del Opus Dei, Rick Santorum, con 10 victorias; Gingrich, apoyado por el benefactor de las causas nobles Sheldon Adelson (el de las Eurovegas), les sigue a mucha distancia con sólo dos victorias y en último lugar, con cero victorias, Ron Paul, el texano partidario de la legalización de las drogas y del no a la guerra.

       
Está claro que el camino a la elección del próximo contrincante de Obama es una peculiar galería de candidatos, a cual más singular, y que los americanos que tiran de encuesta y de estadística a todas horas para guiar los próximos pasos a seguir en vistas a arañar hasta el último voto, no descansan.

Romney, Gingrich, Santorum y Paul


El voto femenino

Romney, apenas superó en un 1% a Santorum entre las mujeres. De aparecer como experto hombre de negocios, ahora habla en los mítines de "las mujeres que llevan a sus hijos al colegio, que se las ingenian para pagar la gasolina y a la vez para poner comida en la mesa una noche tras otra." La mujer de Romney, Ann, cada vez participa más en los mítines de su marido. En Illinois dijo: "Me encanta que las mujeres también estén enfadadas. Las mujeres también hablan de economía. Me encanta. Las mujeres hablan de empleo. Las mujeres hablan del déficit. Gracias, mujeres. Les necesitamos. Les necesitamos a todas en noviembre". No sé cómo las feministas no le han hecho ya un homenaje por defender que las mujeres hablen de lo que quieran. ¡Muy bien Ann!

El voto de las mujeres, aunque no es muy determinante entre los candidatos republicanos entre sí, sí puede serlo en las elecciones presidenciales de noviembre. La reciente campaña del Partido Republicano en materia de anticonceptivos y su historial de leyes estatales cuyo objetivo es restringir el acceso al aborto para millones de mujeres norteamericanas condicionará las posibilidades del candidato que resulte nominado.

En una encuesta elaborada en febrero por Public Policy Polling, el 40% de los votantes declaró que no votarán a Mitt Romney en noviembre porque ha prometido eliminar la cobertura gratuita de anticonceptivos para mujeres. En el caso del electorado Católico, el 46% también dejaría de votar por Romney, frente a un 28% que sí votaría por él por la misma razón. Sólo entre las mujeres, el ex gobernador ha perdido 18 puntos desde que pronunciara su oposición al aborto.

Como resultado, el Partido Republicano perdería el voto de las mujeres en las próximas elecciones por un margen de 11 puntos, en el caso de enfrentarse el presidente Obama y Romney, y por 10 puntos si el candidato republicano es Santorum, según una encuesta reciente del diario The New York Times y la cadena de televisión CBS.

Está claro que aunque guíes tu campaña para asegurarte el mayor número de votos, hay cosas que no puedes disimular, incluso contando con un candidato, en este caso Romney, que en algunos aspectos galantea con ciertos principios de los demócratas como ya demostró con su gestión en el estado de Massachussets.


Entradas relacionadas:










El circo republicano