jueves, 20 de octubre de 2011

La CEOE en Busca del Chollo ¿Hacia el Despido Libre?





Juan Rosell, presidente de la CEOE, plantea abaratar todavía más el coste del despido: el de las causas objetivas a 12 días por año trabajado y el improcedente a 20 días. ¡Pasmao me quedo con la propuesta!, pero cuando escucho el argumento expuesto por Rosell lo flipo en colores: “El objetivo es que las empresas contraten pero que si tienen que despedir no tengan los impedimentos que existen ahora. Facilitando la salida del mercado laboral, facilitamos la entrada"





Analicemos la frase (si es que podemos): “el objetivo es que las empresas contraten”:…pero vamos a ver… si facilitas el que te echen, ¿por qué te echan si después van a contratar? para eso, ¿no sería mejor que no te echaran? Y si contratan, ¿para qué te echan primero? Me estoy haciendo un lío… Esto es peor que “La crítica de la razón pura” ¡qué dolor de cabeza! Descansemos un momento… Ya, seguimos. Segunda parte de la frase: “Facilitando la salida del mercado laboral, facilitamos la entrada”: esto sería como decir “te echo pa que entres” ¿no? Si el señor Rosell quiere que entremos, ¿para qué nos echan? Es como cuando éramos pequeños y entrabas en clase sin saludar y el profe te decía “Sal y vuelve a entrar” Hasta que decías “Buenos días” no te dejaba quedarte en clase. 

En fin, para que no necesitemos paracetamol vamos a dejar ahí el análisis de la frase. 

Este señor ha sido nombrado para que represente a una colectividad muy importante para nuestra economía y trato de explicarme por qué esgrime este argumento tan absurdo. Sólo encuentro dos posibilidades: o apuntó la frase después de haber consumido unas setas de dudosa salubridad, o se ha apuntado al carro de “para conseguir un objetivo todo vale y suelto una gilipollez para justificarlo porque la gente es tonta o está muy ocupada para pensar”. La verdad es que no había visto nunca una foto de este señor y al buscarlo en Google me ha sorprendido que entre sus fotos salga una de Jr. (el malo de la serie “Dallas”). Además un señor tan distinguido y apuesto como parece en las fotos hace que me incline más por la segunda opción, la de “para conseguir un objetivo todo vale y suelto una… bla, bla, bla… 

El cinismo de este señor supera con creces lo imaginable. Lo que propone, o lo que proponen en la CEOE es un paso más en el camino que conduce al despido libre. Parece mentira que estos señores representen a una parte fundamental de la economía de una sociedad y aprovechen la situación que estamos sufriendo para que el gobierno “pelele” de turno ceda a sus pretensiones. Su único objetivo es ser menos ricos a costa de los logros sociales que han costado tanto tiempo y esfuerzo conseguir a los trabajadores a lo largo de la historia. 

Como siempre, en vez de plantear un debate serio y moderno sobre la situación económica y laboral en España y ver cómo mejorarlo sin perjudicar a los más modestos, retroceden hacia otros tiempos, siempre en beneficio de unos pocos y en detrimento de un montón. 

Bueno, y me dejo en el tintero otras perlitas que han planteado: la posibilidad de descolgarse de las cláusulas que marquen los convenios (o sea pasárselas por el forro), regular el derecho a la huelga (¿pero no estaba regulado ya?), apoyo al copago sanitario, copago en la educación o más participación privada en la misma. Medidas todas muy adecuadas en la redistribución de la riqueza y que fomentan al máximo la igualdad de oportunidades para todos y a todos los niveles. 

¡Anda y que les den!


El Tigre Albino