martes, 8 de noviembre de 2011

Elecciones Generales 2011. ¿Sólo tenemos a Rajoy y a Rubalcaba?

El 20 de Noviembre de este 2011 se celebran Elecciones Generales en España. El panorama es halagüeño para el PP y menos para el PSOE. Ahora, muchísimo menos halagüeño es para el resto de partidos nacionales UPyD, IU,.. ya que estos, gracias a la ley D’Hondt obtendrán unos escaños desproporcionadamente exiguos en relación a la gente que les vota. 

Si todo el mundo ve una injusticia en la forma de asignar los escaños ¿por qué no la cambian? ¿Por qué siguen dejando que los partidos autonómicos que tienen muchos votos en determinadas provincias sigan obteniendo muchos más escaños que el resto de los partidos con más votos que ellos? Cuando el partido en el poder (o PP o PSOE) necesita sacar una ley adelante, siempre puede tirar de chequera y bonificar a ciertas autonomías para que les voten su ley. ¡Qué bonito! ¡Cómo fomentan la igualdad y solidaridad entre las diferentes autonomías! Pero vamos a ver, si PNV o CIU ganaran las elecciones generales ¿actuarían pensando en el bien común? ¿No es un poco absurdo que se presente gente a las elecciones generales con unos programas que atienden fundamentalmente a una pequeña parte de esa población?

Repasando los programas de los diferentes partidos he buscado reformas de la ley electoral y esto es lo que he encontrado: UPyD e IU proponen reformarla para evitar lo que os estoy contando. ¡IU lleva desde 1986 pidiendo la reforma! 

El PSOE pretende llegar a un consenso para adaptar el modelo alemán (este se compone de dos listas: en una se vota a la persona y en otra a un partido. Después los escaños se asignan dando prioridad dentro de un partido a los votados en la primera papeleta). Son partidarios de desbloquear las listas, al igual que UPyD. Además en el sistema alemán no utiliza la Ley D’Hondt sino Hare-Niemeyer que es un poco más justa en la asignación de escaños. 

En el programa del PP no he encontrado nada al respecto: parece ser que están muy contentos con el que tenemos. 

Por otro lado, una frase que leí una vez en un libro de ciencias decía: “Si no sabemos a dónde vamos, cualquier camino nos vale”. Cuando iniciamos un proyecto o intentamos resolver un problema tenemos que saber perfectamente cuáles son nuestros objetivos. Estos tienen que estar predefinidos, pensados de antemano. Si no, no podremos comprobar si nuestro esfuerzo ha servido para algo, porque no tendremos unos resultados esperados con los que comparar lo que hemos obtenido. O lo que es peor, alcanzaremos unos resultados que no sirven para solucionar nuestro problema después de haber perdido el tiempo y en la mayoría de los casos empeoraremos lo que queríamos mejorar. Pensemos ahora en los partidos políticos: ¿dónde describen sus objetivos y lo que van a hacer para conseguirlos? En sus programas ¿no? Si no sabemos lo que pretenden hacer, ¿Por qué no tiramos un dado y votamos al que salga? 

En realidad, sólo hemos visto en acción a 3 partidos: UCD (ya desaparecido), PP y PSOE. Si en 1996 no hubiéramos dado una oportunidad al PP, no sabríamos cómo gobierna. A nivel nacional, no sabemos cómo lo haría el resto de los partidos. 

Por favor, enterémonos de qué quieren hacer y después votemos, dejemos la guerra civil, dejemos de votar en contra de alguien, en vez de a favor de alguien, dejemos de fomentar el bipartidismo y fomentemos la pluralidad. Votemos al programa y no a las siglas y después exijamos que se cumplan sus promesas. Mientras no hagamos esto, seguiremos soportando engaños, caraduras, personas sin principios, corruptos y gente infame que se aprovecha de este sistema ya que ellos siempre encontrarán un voto, tu voto.

Voy a intentar ayudaros, ya que los programas de los partidos tienen muchas páginas y no tenemos tiempo suficiente para analizarlas y compararlas. El próximo post analizaré las propuestas de los partidos en cuanto al empleo. A ver si conseguimos todos llegar a las elecciones más informados y con un análisis más serio de las intenciones de los partidos a los que tanto seguimos.