miércoles, 6 de junio de 2012

Los otros Tiananmen

El pasado 4 de junio se han cumplido 23 años de la matanza de Tiananmen. Como todos los años por estas fechas los controles aumentan en la plaza de infausto recuerdo y las autoridades chinas permanecen a la defensiva. Mientras, principalmente en occidente, los medios de comunicación se hacen eco de la efeméride preguntándose por el protagonista de la ya icónica foto del joven frente a los tanques, las familias de los fallecidos y desaparecidos piden justicia y las responsabilidades siguen sin depurarse. Así sucede, invariablemente, año tras año desde 1989. Por supuesto, el peso internacional de China y las cifras que se barajan justifican este interés, pero, ¿Qué hay de los otros Tiananmen? ¿Quién los recuerda? ¿Los conoce usted?



Matanza de Sharpeville

En marzo de 1960, en el término municipal de Sharpeville, en Sudáfrica, la policía abrió fuego contra una manifestación que protestaba contra el apartheid. En los años 50 fueron, poco a poco, aumentando las protestas contra el régimen de apartheid. A comienzos de 1960 el Congreso Panafricano hizo un llamamiento para protestar contra las Pass Laws (ley de pases), que controlaban los desplazamientos de la población negra. Así, el 21 de marzo de 1960 la policía abrió fuego contra una manifestación en Sharpeville asesinando a 69 personas negras e hiriendo a otras 180. Tras esto el gobierno declaró el estado de emergencia y fueron detenidas más de once mil. Este suceso supuso un punto de inflexión en la historia de sudafrica con la toma de conciencia internacional incluida la condena de las Naciones Unidas. La Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 2142 (XXI) proclamó el 21 de marzo Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.




Matanza en la Plaza de las Tres Culturas (Tlatelolco)

El 2 de octubre de 1968, tras varios meses de huelgas y protestas iniciadas por el movimiento estudiantil surgido en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), miles de personas se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Según la versión oficial fueron los manifestantes los que iniciaron las hostilidades pero todo parece indicar que miembros del grupo paramilitar Batallón Olimpia apostados en el edificio "Chihuahua" abrieron fuego. Tras ellos los militares repelieron "la supuesta agresión de los estudiantes" disparando contra la multitud. Aún se desconoce la cifra exacta de los muertos y heridos. Según el gobierno mexicano fueron 20 los muertos aunque la escritora Elena Poniatowska, en su libro La noche de Tlatelolco publicó la entrevista a una madre que al menos había contado 65 cadáveres en un area de la plaza. La BBC de Londres sostiene que el número de víctimas oscila entre 200 y 300, número que aumenta a los quinientos según testimonios de los manifestantes. Posteriormente el 10 de junio de 1971 tuvo lugar la La Masacre del Jueves de Corpus o La Masacre de Corpus Christi cuando otra una manifestación estudiantil fue violentamente reprimida por un grupo paramilitar al servicio del estado llamado "Los Halcones". Alrededor de 120 personas perdieron la vida. Desde 2005 se han sucedido las investigaciones y detenciones pero aún hay mucho por esclarecer aunque sí hay conocimiento de la implicación de la CIA.




Masacre de París

Fue en los estertores de la guerra de Argelia, el 17 de octubre de 1961, cuando la policía parisina, dirigida por Maurice Papon, quien  en 1998 sería condenado por crímenes contra la humanidad perpetrados durante el gobierno de Vichy, reprimió brutalmente una manifestación convocada por el FLN contra el toque de queda impuesto para los argelinos que vivían en la región parisina. Según los historiadores las víctimas fueron más de 200, llegando a 325 argelinos muertos por la policía durante el otoño 1961. Posteriormente, el 8 de febrero de 1962, otra manifestación, esta convocada por el Partido Comunista y la CGT, en contra de la guerra de Argelia  y de la organización terrorista OAS acabó en la llamada "masacre de Charonne". Papon ordenó la carga de las fuerzas policiales causando una decena de muertos.

En 1966 De Gaulle aprobó una ley de amnistía que incluía "los actos cometidos en el marco de operaciones policiales administrativas o judiciales". En los noventa los Ministros de Justicia Jean-Pierre Chevènement y Elisabeth Guigou crearon dos comisiones de investigación a fin de estudiar los archivos policiales y judiciales. El historiador Jean-Luc Einaudi escribió un artículo, en el periódico Le Monde, en el que afirmaba "Persisto y firmo. En octubre de 1961, hubo en París una masacre perpetrada por las fuerzas de orden actuando con órdenes de Maurice Papon." Pero el antiguo prefecto de policía solo fue juzgado por los hechos acaecidos cuando era prefecto de Burdeos durante la Segunda Guerra Mundial.


Masacre de la Avenida Roosevelt

Comparable en cuanto a magnitud a la recordada de Tiananmen fue la masacre del 22 de enero de 1967 en Managua, Nicaragua. Una manifestación de de la coalición electoral Unión Nacional Opositora (UNO) fue reprimida por la Guardia Nacional causando entre 1.000 y 1.500 muertos. Lo que inicialmente comenzó como una dispersión de la multitud usando chorros de agua se convirtió en un baño de sangre tras el disparo de un francotirador de la UNO que, desde un árbol, mato al  teniente Sixto Pineda, quien dirigía las operaciones de dispersión. Los guardias abrieron fuego contra la multitud provocando así una masacre.


Masacre de la Universidad Estatal de Kent

Menos significativa cuantitativamente hablando pero simbólica por acaecer en Estados Unidos y sus repercusiones posteriores fue la conocida como Matanza del 4 de mayo o la Masacre de la Kent State. Tras el anuncio por parte de Richard Nixon, el 30 de abril de 1970, del inicio de la invasión de Camboya las protestas y manifestaciones se sucedieron en Kent State terminando en disturbios que fueron sofocados ese mismo día.  El alcalde de Kent decretó el estado de emergencia por lo que  el Gobernador de Ohio envió a la Guardia Nacional para mantener el orden. Aún así una gran manifestación seguía convocada para el siguiente 4 de mayo. A pesar de haber sido prohibida cerca de 2000 manifestantes se congregaron. Ante la imposibilidad de dispersar a la multitud e incluso su respuesta violenta la guardia nacional avanzó, bayoneta en mano, abriendo fuego. Fueron cuatro los muertos y decenas de heridos pero estos hechos recorrieron el país y se convirtieron en símbolo de la oposición contra la guerra de Vietnam y la invasión de Camboya. Las protestas se sucedieron por todos las Universidades del país y más de 450 campus cerraron. Cinco días después más de 100.000 personas se manifestaron en Washington D.C, contra la guerra y los asesinatos de los estudiantes de Kent, siendo recordado por Ray Price, el jefe de prensa, como “la ciudad fue un campo de batalla”.


Domingo Sangriento

Si nos remontamos aún más en la historia encontramos otros muchos hechos luctuosos como el Domingo Sangriento, cuando el 9 de enero de 1905 200.000 trabajadores se reunieron en las puertas del Palacio de Invierno demandando directamente al zar un salario más alto y mejores condiciones laborales. El gran duque, Vladimir Aleksándrovich, ordenó abrir fuego contra la multitud muriendo más de 1000 manifestantes y 5000 heridos, muchos de ellos mujeres y niños. Muchos campesinos se sublevaran en zonas rurales y las huelgas en diferentes ciudades y motines en las Fuerzas Armadas que se sucedieron durante ese año. Así en 1906 Nicolás II creó el parlamento ruso, la Duma, en un intenro de apaciguar a la población pero ya era demasiado tarde y en 1917 tuvo lugar la Revolución Bolchevique. 




Como ven muchos de estos hechos en los que las fuerzas supuestamente del orden atacan a su propia población provocaron, directa o indirectamente, movimientos políticos y sociales que cambiaron la historia de su país. No ha sucedido así en China, donde 23 años después la situación apenas ha variado y seguimos oyendo, año tras año, los mismos interrogantes y reclamaciónes. Solo nos hemos hecho eco de unos pocos sucesos acaecidos, durante el siglo pasado, que también merecen ser recordados ya que hay muchos otros Tiananmen.