sábado, 31 de diciembre de 2011

Más empleos y menos impuestos

En verano de 2009 nuestro presidente, Mariano Rajoy, se mostró radicalmente en contra de la subida de impuestos que propuso el ministro de Fomento José Blanco, y dijo que había que hacer todo lo contrario. El presidente alertó entonces de que un aumento de las tasas a las familias, autónomos y empresas era lo último que les faltaba, que sería la “puntilla” para las familias en esta situación de crisis.

Rajoy también aseguró que en ese momento subir los impuestos al ahorro era “un disparate estratosférico" y urgió al Gobierno a reducir el gasto "de una manera drástica", ya que, a su juicio, "aumentar los impuestos es un 'palo' al consumo, al ahorro, a la inversión" y generará menos recaudación al Estado.

El PP  montaba campañas en contra de la subida de impuestos con lemas como: "Tú no tienes por qué pagar los errores de Zapatero” y "Más empleo y menos impuestos". Además el líder del PP tildaba a Zapatero de ser un presidente populista que elige subir los impuestos antes que respetar el bolsillo de los españoles y ser austero.

El presidente Rajoy en una entrevista a ABC por aquel entonces decía: "Yo desde luego, hoy, no subiría los impuestos, ya veríamos lo que habría que hacer dentro de un año o año y medio".

Palabras premonitorias. Lo que no explicó entonces es la diferencia entre la situación de aquellos días de septiembre de 2009  y la actual. ¿Ahora sí tenemos que pagar los errores de Zapatero, y cuando Mariano estaba en la oposición no?

En 2010 Don Mariano dejó claro que ninguna comunidad autónoma gobernada por su partido subiría los impuestos "en los próximos tiempos", a diferencia de lo que hacían otras regiones del PSOE, puesto que medidas así eran "malas para la economía y para la creación de empleo". Parece ser que ahora no lo son. Que alguien me lo explique por favor.

En 2011, en plena campaña electoral,  seguía con el erre que erre. Mariano Rajoy prometió en varias ocasiones que no iba a subir los impuestos.

Y por último, y para que nos quedara claro su postura ante el tema, hace 10 días, en el debate de investidura llegó a afirmar por enésima vez que no tenía intención de subir los impuestos porque con las dificultades que están teniendo las empresas y los españoles no le parecía lo más razonable.

Pues bien, Rajoy empieza a gobernar: subida del IRPF a todas las rentas y del IBI durante dos años.

Además ha cogido la tijera de podar y ha empezado con los gastos sociales:   paralización de la Ley de Dependencia, restricción de nuevos beneficiarios de la renta de emancipación, recorte en cooperación y aplazamiento hasta 2013 de la ampliación a un mes de los permisos por paternidad.

Ya dijimos en varias de nuestras entradas “José Luis y Mariano, tanto monta, monta tanto” y “Los sofocos de Mariano” por dónde podían ir los tiros.

Para acabar, unas preguntas que me corroen: Si la previsión del PSOE del déficit del 6 por ciento se hubiera cumplido, ¿habría tomado el gobierno las mismas “medidas extraordinarias”? ¿Desde cuándo se sabía que ese 6 por ciento era erróneo? El PP lleva gobernando en la mayoría de las comunidades autónomas desde mayo y ya sabemos que el equilibrio presupuestario ha brillado por su ausencia en los gobiernos autonómicos. Creo que con esto me he contestado a las dos preguntas.